El Calabozo del Amo del Calabozo

Cultura pop

Caerse de la cama no es volar: reseña de “Dark Dawn I, el amanecer de los soles oscuros”

Esta novela llegó a mis manos expresamente para ser reseñada, y como soy un hombre de palabra, antes del mes, estoy escribiendo este texto. Probablemente debí haberme demorado más, o simplemente nunca haber leído esta novela; ya que el señor Craig Schone (seudónimo de Eduardo Toro) probablemente no le guste opinión, menos aún si él personalmente no la ha pedido. Por eso mismo, quiero dejar muy en claro, que ésta es mi opinión personal, y puedo estar completamente errado en mis juicios. Sin embargo, no es propio de mi carácter dejar de ser sincero ni faltar a la verdad o dejarme llevar por infantilismos, ni estados de ánimo para dar buenos o malos veredictos acerca de mi parecer sobre una u otra obra. Puesto que la verdad, aunque esta constituya nada más que una opinión, es la belleza dolorosa que nos hace crecer y acercarnos a nuestros objetivos.

 

Resumen de la obra.

Dark Dawn I, narra las aventuras de Cresle, un joven atlético de cabello rubio y ondulado de ojos verdes, físico cuántico y aficionado a las artes marciales. Cresle, que trabaja en una “teoría que rompería con todo lo que se ha escrito sobre física teórica en lo que llevamos de historia”, es raptado por militares, golpeado, interrogado brutalmente y luego rescatado por un grupo paramilitar, que resulta ser el último reducto de guerreros sagrados que luchan contra el mal y la opresión.

Se le lleva a una guarida donde se le asigna un cuarto, se le muestran un par de videos explicativos y se le explica someramente la situación, luego se le entrena para desarrollar sus aptitudes físicas y parapsicológicas. Cresle acepta de buen grado y sin cuestionarse mucho esta nueva vida.

Pasan seis meses, no se describe su entrenamiento, ni la forma en que interactúa con los demás personajes, ni cómo encaja él en la dinámica del grupo etc… Su entrenamiento ha terminado y vamos a la primera misión, hasta este punto el texto aún se entiende, se explica el plan, se describe la misión pero al final de ella, algo pasa. Los malos se convierten en aliados, aparece (se materializa de la nada, y sin justificación) un personaje llamado Uroir que comienza a darles órdenes a todos y comienza una seguidilla de eventos que relatan una batalla apocalíptica de proporciones cósmicas en donde entran y salen personajes musculados de ojos azules tratando de pendejo a Cresle, hay una lluvia de nombres en inglés o relativos a la biblia y al gnosticismo, hay vampiros y hombres lobos y ángeles y demonios y casas y emperadores galácticos y dioses griegos…

Finalmente, no sé cómo ni por qué, Cresle y Edward Krallen (¿Cullen?) ganan varias batallas van a un planeta especial y ganan otra más.

Y la historia termina diciéndonos que este es el comienzo de una saga, la saga de las aventuras de Cresle.

 

Textos extra y desglose.

Huelga decir que antes de esto hay una introducción del libro, de 2.5 páginas, relata un génesis alternativo que nos prepara para un relato que tendrá lugar en un mundo diferente, o al menos con una particular concepción del universo. Sin embargo lo que sigue no es consecuente y es tan confuso que necesita una enorme cantidad de apéndices para ser entendido. Como si se tratase de un juego de rol, donde hay que leerse un enorme libraco lleno de reglas para poder jugar.

Lo interesante dentro de los apéndices, es notar la mezcla de elementos que hace Schone cuando escribe una cronología de la historia de su universo, y uno va notando que etas son resúmenes de leyendas, procesos históricos, novelas y películas; La Atlántida, los egipcios, los griegos, los romanos, el Rey Arturo, Drácula, Duna, el tiempo de los superhéroes mezclado con la Segunda Guerra Mundial (hay varios cómics que tratan este tema) y las logias secretas y las teorías conspiratorias, The Terminator (las máquinas toman conciencia y atacan a la humanidad), The Matrix (“proyecto Matriz” y “the One” se usan aquí de manera textual y son la lógica continuación del universo de The Terminator). Y hasta aquí me parece que los elementos de construcción eran buenos, me parece que solo faltó un buen arquitecto, y he aquí algunos ejemplos de ello:

Escenas de sexo duro e incestuoso: “Lo próximo fue la Diosa sacándose por los hombros sus vestidos, Portal simplemente hizo desaparecer los de ella y los de Uroir, Las dos lo apretaban fuertemente. Él se las arregló bien, mientras Portal jugaba con el trasero y la cintura de Uroir, él parado le daba a la Diosa, su hermana. Después se subió arriba Portal, él de pie, la diosa abrazando su costado, y Portal con las piernas a la altura de los bíceps de Uroir”.

Batallas épicas: “Me enfrenté al enemigo como nunca antes” (Cresle enfrentando a 2.000.000 de enemigos)
Tensión sexual: “Si, al fin – dijo la chica – pero la batalla recién empieza. Pero, pasando a otro tema… Ven, pasa la noche conmigo”… “-¿Y cuántos años tienes? Pareces de diez y siete” (y ella responde) “Más de los que crees pendejo bueno para pelear. Ahora ven”…

Diálogos propios de seres extraterrestres milenarios: “¡Gabriell! Qué Bacán…”

 

Conclusiones.

Podríamos seguir citando sin pudor, y lo peor es que todos los personajes hablan igual, no hay diferencia entre ellos, no existe conflicto interno, hay diálogos y párrafos completos que rayan en lo ridículo y no se entienden, maestros y planetas aparecen sin justificación alguna, y un larguísimo etc… Para qué analizar la ilustración y la diagramación de la potada, o la foto de la contraportada, la edición y el uso de las comillas y el guion de dialogo. El libro es un completo desastre.

¿Qué editor se permite publicar un libro sin que cumpla los requisitos mínimos?

¿Qué escritor es tan irresponsable con su propia obra?

¿Es que no tienen ningún amigo que les diga que su texto es confuso y no se entiende?

¿Es que el ego es tan grande que piensan que todos los que les dijeron que el texto era una basura, lo hicieron por que estaban envidiosos de su talento?

El texto debe someterse al rigor de la crítica de profesionales (pagados si es necesario) antes de hacer el ridículo publicando estos balbuceos delirantes, mal cocinados y sin sentido.

Leyendo este libro está claro el por qué el mundo literario chileno desprecia a los escritores de fantasía, y les grita a la cara que lo que hacen no es literatura, y el público es reticente a comprar y leer a los chilenos. Este no es un problema aislado, el 80% de lo que se publica en Chile es basura, incluso los que publican en editoriales grandes no alcanzan el nivel de un pulp (considerados literatura basura en el extranjero son mil veces superiores al trabajo amateur que se publica en nuestro país) sus contenidos están trabajados de forma superficial, no hay una propuesta clara, ni un buen desarrollo de los personajes, ni menos un discurso propio. Publicaciones como esta lo único que hacen es entorpecer el encuentro de la verdadera literatura fantástica con los lectores hambrientos de ella. Y el problema es que todos ustedes escritores que están leyendo, Juran de guata que sus obras son de calidad (basta ver la publicación de FA reseñada por este servidor tiempo atrás). Hace falta una buena dosis de autocrítica y humildad en este paupérrimo y pequeño canil que es la literatura fantástica chilena.

Y me vuelvo a preguntar, ¿hasta cuándo insultamos a los lectores?

¿Hasta cuándo los aficionados nos creemos profesionales e insultamos a la función y el espíritu del arte?
Si sabemos que nuestro proyecto es ambicioso, y sabemos que no poseemos las habilidades y herramientas teóricas ni el talento para llevar un proyecto de gran envergadura a buen término, simplifiquemos la propuesta, pero contémosla bien.

Mi intención aquí, quiero que quede bien clara, no es desanimar al señor Schone, a quién solo le faltan años de estudio y trabajo bajo la dirección adecuada (Y un editor de verdad). Sino poner la vara en el nivel mínimo necesario (ni siquiera a buen nivel). A diferencia de nuestros ancestros, nosotros estamos recibiendo mensajes cifrados todo el tiempo, mensajes moldeados, pensados y condensados, ricos en información, simbolismo e intención a través de los medios de comunicación, no puede ser, que quienes deciden mostrar al mundo so obra, no se preocupen de que esta esté mínimamente bien escrita, o que al menos se entienda.

Dark Dawn I, en mi opinión, es la clara muestra del escritor sobrepasado por sus propias ambiciones. Señores: Para volar, hay que aprender primero a correr, para correr a caminar, para caminar a gatear. Caerse de la cama no es volar.

Y por último, si usted quiere fama y fortuna fácil, recibir halagos y tener fans, la literatura ciertamente no es un camino fácil para lograrlo, mejor trate de salir en la tele.

Martín Muñoz Kaiser.

El Martillo de Pillán, WBK Warm Blooded Killers [Asesinos], Evento Z
www.ventadepomadas.wordpress.com

Written by Amo del Calabozo

April 15, 2014 at 9:02 pm

%d bloggers like this: