El Calabozo del Amo del Calabozo

Cultura pop

JLA: La Isla del dr. Moreau

Este Elseworld me fue comentado muchos años antes por el director, por lo que mis expectativas eran grandes. Nunca leí el libro, ni tampoco tuve la oportunidad de ver la película en la que actuó Marlon Brando. Hasta la página diez me entretuve hasta que obviedades u omisiones empezaron a molestar.

Los personajes de la JLA son creaciones del dr. Moreau. Uno de ellos hace veces de Wonder Woman, que sin conocer Estados Unidos viste con las estrellas y las barras. Los demás se llaman todos según la especie que predomina: Bernardus es un perro San Bernardo, mientras que Jubatus es un Cheeta (y hace las veces de Flash). Todos usan sus poderes para todo, y para hacer notar al lector que son fuertes, al margen de que tengan músculos que pugnan por salirse de la piel, lanzan cajas enormes al aire o cargan inmensos baúles por mucho tiempo.

Lo que pudo ser una digresión en clave comic acerca de la humanidad o espiritualidad de los animales, o tal vez una crítica a la crueldad de los humanos con los animales, o de qué tan animales somos nosotros los humanos, se transforma en algo soso y lento, sin emoción y sin grandes sorpresas.

Los personajes no conmueven , ni por sufrimiento ni por humanidad; el relato en tercera persona, donde el relator es un mero observador de lo que sucede resta toda emoción a la historia. Ni siquiera se puede pensar en que Moreau es un loco; en el relato es un hombre cruel y malo, que antepone la ciencia a todo, y aunque humaniza a los animales, transformándolos en bestias pensantes (ya que son construidas en base a implantes interespecies) sigue pensando en ellos como objetos, como bestias, y el trato que les da es de esclavos.

Puede entreverse una metáfora de la esclavitud y su abolición, pero es tan débil que no parece ser intencional. Nunca sabemos qué piensa Moreau ni tampoco queda claro qué extraña vuelta del destino hace que el personaje siga y siga encontrando a Moreau. Como no he leído el libro, imagino que esta adaptación juega a ser fiel al argumento original, ya que los diálogos son muy largos e histriónicos, y ya en la página 20 se vislumbra el final.

Tal vez lo único novedoso e intrigante es la cruza con el temido Jack el Destripador, que es la única parte de la historia donde la JLA actúa como equipo sin estar bajo las órdenes directas de Moreau. Quizás hubiera sido más efectivo ir descubriendo gradualmente a los personajes, ya que el eje de un Elseworld es lo diferente que puede llegar a ser un personaje conocido reinterpretado desde un punto de vista o de partida diferente.

Este Elseworld fue decepcionantemente poco emocionante, y no logra hacer empatizar al lector con los personajes, por lo que las muertes, que buscan ser un golpe de efecto o de emoción, no cumplen su cometido. Tampoco el sufrimiento que experimentan los personajes logra conmover. Preferiría haber podido leer la historia original, o incluso ver la película antes de leer esta mala adaptación de una historia que sin lugar a dudas debe ser mucho mejor.

© A. César Osses Cobián

Escrito originalmente en abril 2007 para el Calabozo, hasta ahora inédito

JLA: The Island of Dr. Moreau (2002), guión de Roy Thomas, arte de Steve Pugh,color de Patricia Mulvihill, rotulado de John Constanza.

Written by Amo del Calabozo

June 21, 2013 at 8:13 pm

Posted in DC, Elseworlder, Reseña

Tagged with , , ,

One Response

Subscribe to comments with RSS.

  1. El gombre delfin se ve per turbador…

    Dellius

    June 22, 2013 at 1:52 am


Comments are closed.

%d bloggers like this: