El Calabozo del Amo del Calabozo

Cultura pop

Los reviews de Mr. Plinkett

La más grande de todas las razones por la que nunca lamentaré haber visto las precuelas de Star Wars tiene nombre y apellido: Harry S. Plinkett.

Mr. Plinkett es un anciano sénil y psicótico que además de asesinar a sus esposas y secuestrar chicas que mantiene en el sótano las oficia de crítico de cine. La primera de sus reseñas en video que tuve la fortuna de ver fue la de Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull y llegué a ella en diciembre del año pasado vía el inigualable Topless Robot, un blog que pone en vergüenza a esta mazmorra en varios aspectos pero especialmente, en la asombrosa cantidad de comentarios que tiene cada post (y que además no son amenazas de muerte al webmaster ni insultos gratuitos, sino serias reflexiones ñoñísticas).

No vi Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull y luego de el review de setenta minutos de Mr. Plinkett, no pienso verla ni aunque me la encuentre de pronto haciendo zapping a las tres de la mañana… Ahora bien, en lo que al review mismo respecta debo admitir que pese a las abundantes digreciones y salidas de madre de este asesino en serie (y presumible pederasta), no me quedó más que rendirme ante su claridad de mente y buen juicio a la hora de analizar todo lo malo (y lo poco bueno) de esta cuarta entrega de la serie de Indi que nadie (salvo Lucas al parecer) estaba pidiendo que se hiciera.

Una vez expuesto a la retorcida dialéctica de Mr. Plinkett sentí la necesidad de más, y procedí a ver el review (también de setenta minutos) de Star Wars Episode I: The Phantom Menace para continuar con Attack of the Clones, Revenge of the Sith y todos los demás.

Y como ya no había más reviews de Plinkett luego de esto (a excepción de los de Star Trek pero, who gives a fuck about Star Trek) seguí con los de Half in the Bag, una cruza entre Siskel and Ebert con un sitcom de los 1980’s de acuerdo a Mike Stoklasa, quien da vida a Mr. Plinkett en sus reviews.

En Half in the Bag, Stoklasa y su amigo y socio Jay Bauman, interpretan a dos técnicos que llegan a la casa de Mr. Plinkett (interpretado por Rich Evans) para reparar su reproductor de VHS. Desde entonces estos dos han hecho del living de Plinkett su centro de operaciones para beber copiosas cantidades de cerveza mientras comentan estrenos recientes, películas malas y sus propias incursiones como RedLetterMedia en convenciones como la Chicago Comic Con 2011 que Stoklasa describe como: “básicamente una gigantesca habitación dónde todo el mundo intenta quitarte tu dinero”. Esto es particularmente notorio y al mismo tiempo patético en lo que los Mike y Jay denominan “Celebrity Zoo” o “dónde las carreras vienen a morir”. Y ahí están las “celebridades” como Mercedes McNab, Nicholas Brendon o Clare Kramer (who the fuck are these people?), detrás de unas mesas con la esperanza que algún noñazo les reconozca y se acerque a ellos para que les firmen su autógrafo a cambio de una suma que varía según el grado de reconocimiento (una verdadera celebridad como Sir Patrick Stewart cobra 70 dólares por autógrafo). ¿Por qué estos actores aceptan ser expuestos como se hacía durante la oscura época de la esclavitud? se pregunta Stoklasa y se responde a sí mismo: “porque están desesperados por obtener algo de efectivo”. Seguramente Peter Mayhew vive de esto, pero dudo mucho que Sir Patrick Stewart lo necesite, ¿o sí?

Y hablando de Mayhew, Stoklasa cuenta una interesante historia de él cuando se lo encontraron en la Toronto Comic Con. Según Mike, habló con Mayhew fuera de cámara y le preguntó porqué asistía a convenciones, su respuesta: “porque fui Chewbacca y amo encontrame con los fans y escuchar sus historias de cómo Star Wars les cambió las vidas.” Stoklasa entonces le preguntó si para la próxima convención entonces estaría dispuesto a no cobrar por los autógrafos y entonces Mayhew le contestó: “Fuck you!” y comenzó a insultarlo mientras arrojaba billetes al aire diciendo: “I fucking love money, give me more!”. ¿La conclusión de Stoklasa?: Mayhew es un fraude.

Pero volviendo a la Comic Con de Chicago, el punto más álgido de todo el evento se lo anota a Rich Evans caracterizado como George Lucas, poniéndole mala cara a Mayhew y comprando y destruyendo ahí mismo copias del Star Wars Holiday Special, y cuando le hace una zancadilla a un tipo que ha adquirido su copia, y éste profiere el grito Wilhelm, pues no paré de reírme en tres días.

Y no puedo dejar de mencionar el alto grado de identificación que sentí con los chicos de RedLetterMedia en varias de sus incursiones en convenciones más pequeñas, como en la Cyphan Con 2011 de Chicago, dónde luego de mostrar su película Feeding Frenzy charlaron con el público que vemos aquí:

O cuando Mike participó en el Star Trek Jeopardy:

Pese a lo reducido del número de los participantes, siguen siendo muchos más que el único espectador que tuvimos en una de las últimas charlas a las que fui invitado:

Y cabe mencionar además que esta persona (cuya identidad protegemos ya que no ha autorizado el uso de su imagen) se fue a los diez minutos de iniciada la charla. Como hay cinco mil millones de cosas mejores que hacer que estar escuchando al Amo del Calabozo y sus amigos no lo culpamos, es más, le agradecemos sinceramente el tiempo que nos dedicó a los tres panelistas y al millonario excéntrico que ofició de moderador. En todo caso, luego de comprobar que en Chicago la cosa no es muy distinta a Santiago de Chile, duermo mucho más tranquilo por las noches. Todo gracias a Mr. Plinkett y RedLetterMedia.

Written by Amo del Calabozo

March 9, 2012 at 7:30 pm

4 Responses

Subscribe to comments with RSS.

  1. Se nota que el Amo no veía Buffy :P

    Eri Asai

    March 9, 2012 at 7:53 pm

    • Solamente vi la película con Rutger Hauer y Paul Reubens cuando nadie lo quería contratar. Además se pasó la mitad de la película con un brazo menos, pese a ser vampiro (porque se pueden regenar, ¿no?).

      Amo del Calabozo

      March 10, 2012 at 12:13 am

  2. WTF!!!! Buffy, whats a Buffy???

    Pasando a otro tema, a mi me gustaron los half in the Bag.

    Gabriel Bornes

    March 9, 2012 at 11:41 pm

  3. Me recuerda a las anecdotas de Tony Wilson tan divertidamente interpretadas en “24 party people”
    cuantos fueron al 1er recital de The Police…36, la ultima cena? 12… William Blake hizo una expo en su vida y no fue nadie…
    Sobre los reviews, tendre que hacerme de tiempo, tengo harto que cumplir and the time is short…
    gracias por el articulo, se añoraban :)

    Dellius

    March 10, 2012 at 4:17 am


Comments are closed.

%d bloggers like this: