El Calabozo del Amo del Calabozo

Cultura pop

Vampirísmo plumífero

Admitámoslo, los patos-vampiro no suelen abundar en las series animadas o los cómics por lo que la existencia de dos de ellos es algo digno de recogerse en ésta sección. El primero fue Quackula, vampiro de tomo y lomo con agudos comillos emergiendo de su boca. Duckula en cambio no poseía los característicos dientes de vampiro, era verde (tal vez para enfatizar su vegetarianismo) y en vez de soñar con el cuello de virginales doncellas que morder prefería una zanahoria. Pero vamos por partes.

Quackula

La existencia del primer pato-vampiro televisado ocurrió cuando Filmation (los mismos de He-Man and the Masters of the Universe) decidieron lanzar una serie televisiva de una hora de duración los sábados por la mañana, para lo cual obtuvieron los derechos de un par de antiguos personajes del estudio Terrytoons, pero necesitaba algo con que “rellenar” uno de los segmentos y fue de esta forma que, junto a Las Nuevas Aventuras del Super Ratón y Heckle & Jeckle (Las Hurracas Parlanchinas), debutó Quackula en la CBS, el 8 de septiembre de 1979.

Quackula, tal y como su nombre indicaba, era un pato vampiro que al salir el sol dormía en un ataúd en forma de huevo y su némesis era un estúpido oso llamado Theodore H. Bear. No hay mucho más que decir al respecto salvo que Scott Shaw, responsable de Captain Carrot & his Amazing Zoo-Crew, había publicado en Star*Reach Productions un par de años antes su propio Quackula por lo que demandó a Filmation. El problema fue arreglado fuera de la corte pero aún así el show fue acortado en media hora para su segunda temporada siendo la sección de Quackula una de las sacrificadas. Sólo dieciséis episodios de este primer pato vampiro televisado fueron producidas.


Duckula

El Conde Duckula, mejor conocido en Latinoamérica como Conde Pátula, debutó en la pantalla chica el 8 de febrero de 1982 como villano del show de Danger Mouse que, tal y como indica Don Markstein: “es a James Bond lo que el Super Ratón a Superman”. La serie de Danger Mouse fue producida en Inglaterra por Cosgrove-Hall Productions y se transmitió por primera vez el 28 de septiembre de 1981. El ratón blanco del parche en el ojo protagonizaría más de ochenta capítulos siendo introducido en Norteamérica por Nickelodeon en 1984 y de ahí a más de cincuenta países alrededor del mundo.

Pátula obtuvo su propio show en 1988, producido en Gran Bretaña por Cosgrove-Hall Productions asociados con Thames Television. En la presentación de la serie se nos explicaba el proceso mediante el cual cada cien años era posible revivir al amo del Castillo Pátula, pero en vez de un recipiente de sangre, la atolondrada Nanny entrega a Igor uno de salsa de tomate lo que provoca la resurrección de un Conde Pátula vegetariano. Entre 1988 y 1993 se realizaron sesenta y cinco episodios y Pátula incluso contó con un cómic Marvel que duró quince números y fue publicado entre noviembre de 1988 y enero de 1991.

De Pátula tengo muchos más recuerdos que de Quackula (que vi cuando tenía cinco años). ¡Cómo olvidar al fiel Igor, por ejemplo!, siempre intentando que su amo, ansioso por convertirse en una estrella hollywoodense, actuara como un verdadero vampiro sediento de sangre; cómo olvidar las torpezas de la enorme y cariñosa Nanny y su tendencia a abrir boquetes en las paredes por no utilizar las puertas. Vi algunos capítulos de Pátula en Inglaterra, en su idioma original, y no fue lo mismo. Gran parte de la gracia de la serie estaba en la traducción que presumo era mexicana (¡en inglés la voz de la Nanny era incluso hecha por un hombre!) y la libertad que se tomaban a la hora de adaptar los diálogos.

Siguiendo con la mnemotécnica aplicada recuerdo el castillo de Pátula, capaz de teletransportase a cualquier sitio (incluso una vieja película en blanco y negro); a aquellos cuervos ladrones encapuchados; al cazador de vampiros émulo del Van Helsing de Stocker; al hombre-lobo mascota al que aludían constantemente pero al que nunca se vio (creo que se llamaba Jaime o Paco, seguramente algún ñoño lo recuerda); y particularmente recuerdo un episodio que homenajeaba a esa joya del cine expresionista alemán de Robert Wiene titulada El Gabinete del Dr. Caligari (1919), película de la cual cierto grupo español enmarcado dentro de la llamada “Movida madrileña” tomó su nombre, me refiero por supuesto a Gabinete Caligari, que tenían una canción llamada La Sangre de tu Tristeza que me gustaba mucho durante aquel tiempo en que veía los dibujos animados de Pátula en la TV.

Y eso, junto a la forma en que la Nanny llamaba a su amo (“Patolín”), es todo cuanto puedo recordar.

© 2005, Sergio Alejandro Amira

Publicado originalmente en Calabozo del Androide #20 (abril, 2005)

Update del 10 de julio de 2011:

Hace un rato vi un episodio estreno de Family Guy por FX sobre Halloween, y Stewie se disfrazó de pato… pero no de cualquier pato sino de un pato-vampiro a causa de la “mordida” que se pintó en el cuello. El diálogo fue así:

Stewie: Soy un pato vampiro. Pero un pato vampiro moderno, que anda con Anna Paquin y conduce un Mercedes negro.
Brian: ¿Qué es eso?
Stewie: Es True Blood.
Brian: Yeah, nadie sabe lo que eso es.
Stewie: Los gay ricos lo saben.

Written by Amo del Calabozo

January 11, 2010 at 1:58 pm

5 Responses

Subscribe to comments with RSS.

  1. Notable.

    Ambas series están en mi retina y estoy de acuerdo conque la traducción mexicana de “Patolin” le dio un sabor y hilaridad increible.

    No debemos olvidar al ayudante de Von patoven, Heinrich, que jamás se vio en la pantalla y que al parecer era sólo de parte de la mente del cazador de vampiros, que hay que recalcar que era un ganso, en ambos sentidos de la palabra.

    Gabriel Bornés

    January 11, 2010 at 8:15 pm

  2. Von Gossing creo que era en ingles, y el hombre lobo era Paco, pero en un capitulo le decian Tausser (?) y le negaban al conde su existencia…que recuerdos…el episodio sobre los diarios de vida (“recordar es vivir” decia Igor) los ambientes, la musica (Marc Harding, el encargado, era compilador de musica y efectos de sonido para la BBC) en los creditos habian no pocos nombres españoles (co produccion con España o Mexico?)en todo caso lo recuerdo con mas cariño que Cuackula.
    Igor y la Nana (en esos tiempos) se me imaginaban Gabriel Valdes y Michelle Bachelet (pura coincidencia) enfin…muchas gracias por el articulo…voy a repetirme las 2 temporadas del conde Patula en dvd :

    Dellius

    January 16, 2010 at 8:23 pm

  3. Supongo que el asunto de Paco y Tausser se resuelve porque el primero fue agregado en la traducción para Latinoamerica y no existía realmente. Luego vino Tausser que ciertamente no se llamaba Paco.

    Esta nota es del 2005, época pre-YouTube así que jamás vi de nuevo a Pátula hasta ahora. No sería capaz de ver las 2 temporadas en DVD de esto y a decir de nada tampoco ;)

    Sergio

    January 16, 2010 at 8:41 pm

  4. Otro ejemplo de vampirismo plumifero es el de Eduard Cullen el emo-vampiro de crepúsculo y la prueba es esta:

    primera imagen o teaser de la ultima aberración cinematográfica de la saga “twligth”

    Hércules Rockefeller

    December 31, 2010 at 7:16 pm

  5. También recuerdo al locutor de TVN presentando al conde dúcula, ni “Dáckula” ni “Pátula”, lo pronunciaba tal cual, dúcula.


Comments are closed.

%d bloggers like this: