El Calabozo del Amo del Calabozo

Cultura pop

Batman: Battle for the Cowl #1

Tony Daniel ha pasado de dibujar el Batman de Morrison a guionizar uno de los tantos cómics, sin Batman. No he leído The Tenth o Adrenalynn, o F5 o Humankind and Silke, pero tras leer Batman: Battle for the Cowl #1 tal vez considere hacerlo.

Los cómics guionizados y dibujados por un mismo autor en la industria del cómic de superhéroes mainstream suelen ser más bien escasos. Y los tipos que son competentes en ambas tareas son más escasos aún. Mi favorito es lejos Alan Davis, y de momento no se me ocurre ningún otro nombre digno de ser mencionado que esté a la altura de Davis. Ahora bien, cuando un mismo creador se hace cargo de la historia tanto visual como escrituralmente, debería existir una mayor fluidez y coherencia entre lo que se quiere contar y cómo se cuenta, siendo este uno de los puntos a favor de Battle for the Cowl. El arte de Daniel, que suele compararse con el de Jim Lee y Don Kramer, no es de mi gusto pero está en la media de lo que se considera competente.

Ya lo he dicho anteriormente, fue la muerte de Superman lo que me atrajo a los cómics de Superman y su retorno el que me alejó. El Reino de los Supermanes me entretuvo bastante con la duda de cual de los cuatro personajes heredaría la capa del kryptoniano. Dos de los postulantes tenían razones de peso para hacernos creer que eran el verdadero Superman hasta la indesmentible prueba de ADN. Otro era un clon, y el otro había forjado en torno al nickname “hombre de acero” su identidad y apariencia. Finalmente pasó lo que todos sabemos, good old Kal-El regresó y los otros supermanes permanecieron entre el cast del universo DC.

Con Batman no ocurre el mismo fenómeno que con Superman, por supuesto. En primer lugar no había necesidad alguna de matarlo como se hizo con Superman a principios de los 90s. ¿Matar a un personaje con una película de la popularidad, galardones y éxito ecónomico sin precedentes como Batman? Esto habría sido algo impensable en el siglo pasado, por más que todos sepamos que las muertes de cómic son tan falsas como (insertar ejemplo aquí).

El caso de Batman es distinto al de Superman porque ha quedado establecido de manera bastante clara que esta es una ausencia temporal al estilo de Batman: Knightfall. Por lo tanto la pregunta no será como en el caso de Superman si acaso el Cyborg o el Erradicador eran el verdadero Kal-El, sino simplemente quién se atreverá a usar el traje de Batman y continuar su legado en su ausencia al estilo de Jean-Paul Valley. Esta interrogante es contestada inmediatamente en Batman: Battle for the Cowl con el actual Robin vistiendo el traje de Batman pese a la oposición de Dick Grayson. ¿Pero será esto algo permanente? ¿Qué hay del vigilante que parece ir un paso delante de ellos y que deja pistas y notas asegurando ser Batman? ¿Y es el Batman que aparece realmente Tim Drake o tal vez sea Alfred quien también manifiesta su oposición a la forma en que Dick ve las cosas? Después de todo, por algo Daniel nos recuerda que Alfred es un luchador a la altura de cualquiera de los batiasociados y sus habilidades científicas e investigativas están a la par del propio Batman a quien ha asistido toda la vida.

Apoyando a Nightwing y Robin en la guerra de pandillas desatada entre el Pinguino y Dos Caras está The Network, un grupo de héroes relacionados a Batman como Knight y Squire, Oracle, Black Canary y la nortoria Batwoman, entre otros. Pero no son suficientes para lidiar, además, con Black Mask que acaba de poner a su servicio a varios villanos como Killer Croc, Scarecrow y Poison Ivy.

Una lectura totalmente opuesta a la de Gaiman, pero repleta de diversión de la buena. Una excelente forma de empezar este Reino de los Batmanes (que mal suena eso). ¿Mi predicción? El manto de Batman sólo puede ser heredado por el Robin Original, Dick Grayson, cualquier otra opción sería hacer trampa.

Written by Amo del Calabozo

March 13, 2009 at 12:33 am

Posted in Batman, Reseña

Tagged with

%d bloggers like this: