El Calabozo del Amo del Calabozo

Cultura pop

Batman: Orden, azar y caos

Pese a todas sus mutaciones, recreaciones, representaciones y deconstrucciones, el superhéroe sigue fuertemente enraizado en su origen monomítico y esto la nueva película de Batman lo deja más que claro. Los pueblos antiguos solían dotar a sus dioses de una idea, concepto o atributo exclusivo. Si bien es cierto Apolo era el dios de la música, la poesía y el vaticinio, estaba principalmente relacionado con el Sol, de la misma forma que Ares con la guerra, Afrodita con el amor, etc. Los nuevos dioses y demonios encarnados por los superhéroes y villanos también responden a este modelo. Batman es el orden, Dos Caras el azar, y el Joker el caos (como el mismo lo expone en la película).

Si tomamos al orden como la encarnación del modelo mecanicista y determinista, y a Batman como su defensor, nos percatamos que el héroe de Gotham no podría tener dos enemigos más formidables que el Joker y Dos Caras. Olviden al Acertijo, el Pingüino, Mr. Freeze o Ras Al Ghul. Son estos dos, el Joker y Dos Caras, los verdaderos némesis de Batman. Esto es porque el orden determinista salvaguardado por Batman puede ser subvertido de dos maneras: una, por Dos Caras, es decir, la indeterminación de un estado en relación con los que le han precedido y los que le sucederán; y otra por el Joker o el hecho de que a pesar de que un estado esté determinado, éste no pueda ser objeto de predicción por la sensibilidad a las condiciones iniciales.

De entre las dos fuerzas representadas por Dos Caras y el Joker es éste último el más cercano a Batman y esta relación ha sido explorada de diversas maneras durante el tiempo. En Batman / Lobo Alan Grant expone de manera hilarante al Joker como el “malvado hermano gemelo” de Batman. Tim Burton en su primer filme los mostró como la causa y origen el uno del otro mientras que Alan Moore los hermanó en una risa oligofrénica. ¿Y por qué es esto? Pues porque el caos es el complemento del orden y sólo puede operar dónde este existe. Esta es la razón por la cual el Joker se niega a matar a Batman y vaticina que estarán “jugando este juego” por mucho tiempo. Más que una simple oposición, orden y caos (Batman y Joker) establecen entre sí un juego complejo. Los sistemas caóticos si bien son deterministas no permiten la predicción porque trayectorias que surgen juntas divergen rápidamente borrando el recuerdo del inicio común. Los efectos del caos están muy bien ejemplificados en Batman: The Dark Knight ya que de un robo bancario el Joker termina con una verdadera revolución social. Esto se debe a que en los sistemas caóticos las pequeñas diferencias iniciales se amplifican con el tiempo y dan lugar a diferencias macroscópicas como un estado de sitio y la guardia nacional interviniendo en la captura de un solo hombre, un agente del caos que sólo puede ser detenido por su reverso: Batman.

Esta es la razón que ha llevado con el paso del tiempo a que el Joker y Batman terminen tan íntimamente ligados como las dos caras perceptuales de una misma moneda. Esa moneda que Harvey Dent lanza al aire cada vez que debe tomar una decisión de vida o muerte. ¿Que rol juega el azar entonces? ¿Es lo mismo el azar que el caos? Claramente no como bien nos demuestra la película. El caos no aparece en sistemas gobernados por el azar, sino en sistemas que obedecen leyes estrictas y deterministas. Si el Joker ejecuta tan magistralmente todos sus planes, e incluso planes sobre planes que se adelantan a los de sus rivales, es porque opera estrictamente dentro de las leyes del orden, algo que Dos Caras no hace ya que el azar se opone al determinismo. Mientras la información completa acerca de un sistema determinista se reduce a la serie de ecuaciones que definen su evolución y sus variables de estado en un momento temporal determinado, el azar no admite tal compresión de la información en una ley general siendo posible de describir únicamente en todos sus estados o intentando ajustar dichos estados mediante una ley estadística.

A diferencia del Joker, Dos Caras no sigue ley alguna, es completamente arbitrario e impredecible y es por esto que mientras todos están enfocados en capturar al Joker, él actúa impunemente hasta la intervención de Batman. Y es derrotado, aunque su derrota pone en marcha una nueva serie de eventos impensados hasta entonces. El caos a través del azar ha convertido al orden en prófugo de la misma ley que pretende reforzar.

Written by Amo del Calabozo

July 24, 2008 at 5:08 pm

One Response

Subscribe to comments with RSS.

  1. Del Calabozo anterior no habia leido esto porque no habia visto la pelicula, la vi el fin de semana y que bueno que hayas recuperado esto ya que refelja perfectamente lo que se vio, me encanto la pelicula, ni siquiera el ridiculísimo traje de Batman la opaco un poco, me gusto el final y es una pena que se matara Ledger, su joker ha sido el mejor.

    RoQ

    September 14, 2009 at 4:43 pm


Comments are closed.

%d bloggers like this: