El Calabozo del Amo del Calabozo

Cultura pop

Cambio de género, ¿facilismo a la hora de crear nuevos personajes? UPDATED

El título de este post lo resume todo. El cambio de género como técnica para crear un nuevo personaje me parece tan poco meritorio como el argumento de los clones. Este fenómeno se explica por supuesto no sólo debido a la flojera de los creativos, sino a cuestiones de marketing principalmente (aunque ambos están intimamente ligados). Tomémos como ejemplo a She-Hulk.

La prima de David Banner fue creada a principios de los 1980’s con el sólo propósito de resgistrar la marca. Por aquel entonces la serie de televisión de Hulk con Lou Ferrigno y Bill Bixby era muy popular por lo que Marvel consideró era pertinente asegurarse que nadie pudiese profitar de una versión femenina del gigante de jade. Aquí volvemos al punto de la flojera ya que con un “simple” cambio de sexo podemos colgarnos de la fama y popularidad de un personaje conservando todas sus características. Esto también es aplicable por supuesto a las versiones juveniles e infantiles como Superboy, Speedy, Kid Flash (o Flashito) y todos esos insufribles “babies”: Muppet Babies, Flintstones Babies, X-Babies, etc.

En contados casos las versiones femeninas han evolucionado hasta convertirse en personajes con méritos propios suficientes como son los notables casos de She-Hulk, Supergil y Spider-Woman, claro que esto se ha debido al esfuerzo de escritores competentes, dedicados y entusiastas como John Byrne, Peter David y Brian Michael Bendis, respectivamente. Más difícil sino prácticamente imposible es encontrar casos en que se haya creado un personaje a partir del cambio de género del femenino al másculino, al menos dentro de una misma compañía. Si bien es cierto que el cambio de género suele ser terreno fértil para los What Ifs, Elseworlds y títulos como Exiles de Marvel, ninguno de estos personajes suelen perdurar más de un número y mucho menos consiguen penetrar en las continuidades oficiales.

En DC hay un par de Wonder Mans pero ninguno tiene mayor relevancia ya que el primero apareció una sola vez en un cómic de Superman de 1963, y el otro es Hércules usando dicho nombre cuando reemplazó a Wonder Woman como representante de los Dioses Olímpicos. En Marvel tenemos también un Wonder Man mucho más popular que los de DC y miembro activo de los Mighty Avengers, pero tampoco es una versión másculina de Wonder Woman. El cambio de sexo entonces, parece exclusivamente limitado del másculino al femenino por una razón obvia: hay muy pocas heroínas y villanas tan populares como sus contrapartes masculinas.

A continuación algunos ejemplos:

Aquagirl & Spider-Bitch

Batwoman & Kraven

American Dream & Thor Girl

Hawkgirl & She-Thing

Loki & She-Hulk

Mongal & Marvel Girl

Miss Sinister & She-Dragon

Spider-Girl & Spider-Woman

Sunfire & Ravager

Thordis & Lady Bullseye

X-23 & Namora

Ms Marvel & Iron Woman

Originalmente publicado el 2 de junio 2008

Written by Amo del Calabozo

June 13, 2008 at 5:12 pm

%d bloggers like this: