El Calabozo del Amo del Calabozo

Cultura pop

Esas brumosas dudas verdes

Ahora que se nos aproxima el temido, ansiado e incierto estreno de una merecida superproducción sobre el Increíble Hulk, vuelven a asomar ciertas dudas recurrentes sobre uno de los personajes mas populares del noveno arte. Después de todo, la imaginación no tiene limite, ni la obsesión de los fans… aunque reconozcamos que los cómics dan para todo.

Por ejemplo, un tema particularmente escabroso, con el que cualquier lector se ha tropezado alguna vez, es la vida sexual de los enmascarados defensores del bien. Este género de aventuras impresas en papel ha dado para las interpretaciones más variadas, desde la evidente reminiscencia al fetichismo sadomasoquista de Gatubela, hasta el tufillo homosexual en la legendaria relación Batman y Robin. Pero concentrándonos en nuestro esmeralda personaje, las preguntas recurrentes son de un calibre especialmente grueso: ¿El pene de Hulk es tan verde como el resto de su piel? ¿Y por qué, mientras toda la ropa se le hace jirones, su pantalón permanece inmaculadamente intacto en torno a su zona genital?

Peter David, el mejor guionista que tuvo Hulk y el que más tiempo permaneció junto a él –una década y un poquito más– dejo abiertamente palpable la enorme virilidad de su gigantesco personaje (para más datos en el número 398 de 1992, perteneciente a la saga Fantasmas del Pasado) y animó una posible respuesta en el número 357 (de 1989) sobre los trapos tan conveniente indestructibles, asegurando que los característicos pantalones púrpura que destrozaba constantemente en sus primeros números son de una tela sorprendentemente elástica.

Interrogado sobre tan fundamental cuestión, Stan Lee (uno de los padres de la criatura) también optó por el humor picaresco, y esbozando su mejor sonrisa respondió categóricamente “eso no te lo puedo decir porque se trata de información confidencial, y Hulk me haría pedazos si contestara por él algo tan íntimo y personal”.

Mientras tanto, el enigma continua…

Ahora bien, otro punto siempre abierto a cuestionamientos y discusiones bizantinas es el origen de un superhéroe. La dramática obtención de sus poderes y las razones que los motivan a luchar por la justicia y el bien ajeno, el acontecimiento fundacional que da base y justificación a sus infinitas aventuras.

Para Bruce Banner, ese punto de partida fue particularmente ajetreado: en aquel primer numero de 1962, el futuro terror de la industria textil estaba a punto de detonar en el medio del desierto una bomba de Rayos Gamma –sin que se explicara el verdadero fin o principio científico que se buscaba comprobar– cuando advierte que un joven ser humano estaba a escasos metros de la zona de detonación.

Banner corre raudamente a salvar al muchacho, dejando solo a su asistente Igor, un recalcitrante espía de la cortina de hierro que detona la explosión antes de tiempo.

El bueno de Bruce tiene tiempo suficiente para salvar al joven Rick Jones, pero no para ponerse a si mismo a resguardo seguro, y termina siendo irradiado por los temibles Rayos Gamma liberados en el fatal estallido, los cuales lo terminaran transformando en el gigantesco Hulk.

De acuerdo, con el tiempo, quizás por ser cachorros inocentes y un poco mas tarde por costumbre o por ejercer una rotunda vagancia intelectual, hemos tendido a aceptar sin cuestionamientos que las picaduras radioactivas de cualquier bicho repugnante, o la caída de un rayo, justifican de sobra una lucha eterna contra el crimen, pero en el caso del violento alter ego de Banner, la radiación Gamma parece no haber sido un invento mas de la afiebrada mente del cuarentón Stan Lee, ya que los dichosos rayos existen y son tan reales como poderosos.

Alrededor de 1903, un físico los bautizó con ese nombre y un poco mas tarde quedó científicamente demostrado que son una de las radiaciones más poderosas en esta parte del universo. Su origen especifico se encuentra en las energías liberadas cada vez que muere una constelación y que automáticamente se esparcen por el cosmos.

La primer prueba irrefutable de una explosión de Rayos Gamma se produjo en 1967, pero esas pruebas recién salieron a la luz pública en 1973, esta demora obedecía a razones políticas, ya que la detección fue registrada por satélites espías que rastreaban el rendimiento y modus operandis de armas nucleares enemigas –curiosamente, como en el origen de Hulk se mezclaban el contraespionaje entre rusos y norteamericanos–. Pero más allá de la controversia, los estudios realizados en ese entonces demostraron que las detonaciones Gamma provenían de lugares lejanos a nuestra galaxia.

Si esto no los aburrió y despertó un poco mas su curiosidad, seguramente se sorprenderán al saber que fabricar los dichosos rayos no es tan difícil ni complejo, ya que los grandes aceleradores de partículas que los científicos usan para estudiar la composición de la materia pueden, a veces, generar Rayos Gamma; o la descomposición radiactiva de un elemento también puede originarlos.

O sea que pueden fabricarse tranquilamente bajo condiciones de laboratorio, como aparentemente van a describir en el film de Ang Lee, pero para desgracia o beneplácito de los acólitos hulkianos, estos rayos no producen ningún cambio de pigmentación en tu piel, ni aumentan el tamaño de tus músculos… al menos hasta ahora.

© 2004, Gabriel Álvarez.

Publicado originalmente en Calabozo del Androide #0, mayo 2003.

About these ads

Written by Amo del Calabozo

September 30, 2009 at 9:21 pm

Posted in Hulk

Tagged with

6 Responses

Subscribe to comments with RSS.

  1. Sobre los genitales de Hulk, tenía entendido que los esteroides anabolicos(gamma) hacían que tus testículos se encogieran, y se disminuyera el apetito sexual de allí que frustrado quiera destruir todo a su paso

    Hércules Roquefort

    September 30, 2009 at 10:45 pm

  2. Esto no debe haberle ocurrido al Ultimate Hulk en todo caso, antropófago y cachondo.

    Sergio

    September 30, 2009 at 10:51 pm

  3. Hace tiempo vi un reportaje sobre los rayos gamma, y decían que si uno era expuesto a estos reventaba o algo así (como la rana del experimento en la película de Ang Lee).

    Opchan

    October 1, 2009 at 3:54 am

  4. Algo más inexplicable aun es como logra Hulk destruir ciudades completas sin matar siquiera a un solo inocente

    Billy Batson

    October 1, 2009 at 6:05 am

  5. Hay una miniserie llamada “Banner” donde tratan sobre ese tema.

    Dellius

    October 2, 2009 at 4:21 pm

  6. ¿que les parecio banner?

    perry

    October 30, 2009 at 3:53 pm


Comments are closed.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 34 other followers

%d bloggers like this: